skip to Main Content

Belgrano

Artículos

Historias de las tierras de Belgrano II: La capilla de la Calera y las Barrancas de Belgrano

Una vez desalojados los franciscanos, comienza el fraccionamiento y la venta de las Barrancas de Belgrano y de la Calera. La familia Sebastiani, los Álzaga, los Saavedra y la quiebra de José Julián de Arriola. Doña María Josefa Villarino El 18 de mayo de 1780, ocho años después de haber recibido las dos suertes, y…

Sobre vías y con troley. Carrera de Tranvías

Por el cos­ta­do de la ca­lle Li­ma Oes­te, la pla­za Cons­ti­tu­ción ofre­cía la po­si­bi­li­dad de que di­fe­ren­tes lí­neas de tran­vías cir­cu­la­ran en la mis­ma di­rec­ción por vías pa­ra­le­las. Co­rría 1947, cuan­do la ca­sua­li­dad hi­zo que mi com­pa­ñe­ro de se­cun­da­ria Mag­gi y yo, que­dá­se­mos en­fren­ta­dos el uno al otro; él, aco­da­do a una ven­ta­ni­lla de un…

El tango en el barrio de Belgrano

Hasta la década de 1950, Belgrano no fue barrio de tango; gozaba de las quietudes pueblerinas como si no estuviera contaminado por las transformaciones urbanas y sociales. El tango, que era puro desenfado, entró por el Bajo, acompañando la vida de los studs, pero le fue muy difícil franquear el límite de la barranca. En…

Historias de las tierras de Belgrano III: Juan Manuel de Rosas compra la Calera

La mensura que acerca Máximo Terrero, la única existente de la Calera. La venta del Bañado. El hospital de la Calera. Las tierras del Club Belgrano, mal llamadas de Corvalán. El Oeste de Belgrano en 1850. Los terrenos de la Calera Volvamos otra vez a las tierras de José Julián Arriola para señalar que ellas…

Crimen pasional en el Hotel de Watson

Hace muchos años obra en nuestra colección de medallas de Buenos Aires, una hermosa pieza que siempre nos intrigó con su enigmática leyenda: “El vecindario de Belgrano al médico Vicente Castañeda” y en el reverso: “Gratitud a sus servicios. Mayo 1878”. ¿Por qué el vecindario le otorgó esta medalla? ¿Quién era el doctor Castañeda y…

Andanzas del arroyo Vega

La tra­di­ción quie­re que un an­ti­guo po­bla­dor ri­be­re­ño le ha­ya le­ga­do su nom­bre. La re­vis­ta Fray Mo­cho pu­bli­có en 1912 la fo­to­gra­fía de un cen­te­na­rio om­bú som­brean­do el ran­cho del Vie­jo Ve­ga a las ori­llas del aris­co arro­yo, co­no­ci­do tam­bién co­mo San Mar­tín y Blan­co En­ca­la­da. En el pla­no de Bue­nos Ai­res pu­bli­ca­do por Adol­fo…

Marcos Sastre y el antiguo cementerio de Belgrano

El antiguo pueblo de Belgrano tuvo su propia necrópolis que fue clausurada años después que, ya como ciudad, fuera anexada a la capital de la República. El predio se destinó a plaza al que se le dio el nombre de un distinguido vecino de la zona que, con su obra, educó a varias generaciones de…

La colectividad irlandesa en el barrio de Belgrano

Atraída por la presencia de espacios verdes y casas quintas, gran parte de los inmigrantes irlandeses se afincaron en Belgrano. Allí, en ese barrio, erigieron la iglesia de San Patricio y una serie de instituciones educativas y culturales donde, aún hoy, se mantienen vivas las antiguas tradiciones de Irlanda. ¿Quiénes son los irlandeses? Irlanda a…

Barrio de Belgrano: de la pulpería al café

El ba­rrio de Bel­gra­no, has­ta 1888, par­ti­do de la pro­vin­cia de Buenos Aires, tuvo su ca­fé —de­be­ría­mos de­cir ca­fés por­que hu­bo va­rios— an­tes de que el pue­blo exis­tie­ra. Era una pul­pe­ría, le­van­ta­da don­de aho­ra fun­cio­na una agen­cia de la Ban­ca Na­zio­na­le del La­vo­ro, en la es­qui­na no­roes­te de la ave­ni­da Ca­bil­do, o sea don­de ha­cía…

El Bajo, ese arrabal de Belgrano

El tí­tu­lo es en par­te en­ga­ño­so. El Ba­jo, se­gún Os­tu­ni, pro­lon­ga­ción de la zo­na ri­be­re­ña que bor­dea el Río de la Pla­ta a lo lar­go de nues­tra ciu­dad, más que un arra­bal de Belgrano, es un mo­do de vi­da sin­gu­lar de mu­chos per­so­na­jes que en esa zo­na ba­ja y ane­ga­di­za, el “otro Bel­gra­no”, se res­ca­tan…

Belgrano como proyecto de la modernización

“Belgrano, el pueblo improvisado que surgió al impulso progresista de la época, y es hoy un Edén, un punto de reunión donde la belleza, la elegancia y la moda tienen sus atractivos” [José María Cantilo, Correo del Domingo] Para José María Cantilo, el pueblo de Belgrano contó rápidamente con atributos de un espacio sociocultural de…

El tango en el barrio de Belgrano

No só­lo en el Ba­jo se hi­zo tan­go, ni só­lo el Ba­jo dio ar­gu­men­tos pa­ra ellos. En las pá­gi­nas si­guien­tes ve­re­mos có­mo nues­tra mú­si­ca ciu­da­da­na cam­peó por sus fue­ros en to­da la geo­gra­fía de es­te ba­rrio por­te­ño. Es­ta mis­ma re­vis­ta pu­bli­có, en di­ciem­bre de 2002, un ar­tí­cu­lo de mi au­to­ría so­bre el Ba­jo Bel­gra­no, con…

Barrio de Belgrano

En 1821 el actual territorio bonaerense contaba con 19 partidos, uno de ellos, el de San José de Flores, cuya superficie era muy extensa. En 1852 éste partido estaba dividido en 5 distritos o cuarteles y   uno de ellos, más precisamente el número 4, comprendía parte de los actuales barrios de: Palermo, Belgrano, Núñez, Saavedra…

Historias de las tierras de Belgrano I: Sobre dos suertes de Garay se trazó la cuadrícula de Belgrano

Fueron las de Bernal y del Corro. Compras, ventas, herencias, canjes por unas esclavas negras y ocupación por los franciscanos son algunos de los antecedentes de estas tierras que, en gran parte, quedaron en poder de dos familias por más de 300 años y en una de cuyas fracciones se asentó en 1855 el Pueblo…

El Partido de Belgrano en 1885

Del ejemplar del año 1885 correspondiente al “Handbook of the River Plate”, editado en Buenos Aires por los hermanos Mulhall, tomamos en traducción nuestra del texto inglés, sus referencias estadísticas sobre el partido de Belgrano. Belgrano, dos leguas cuadradas, población 6.054 habitantes, es justamente uno de los suburbios de la ciudad, estando separado de Buenos…

La Casa del Ángel – Una quinta con nombre propio

En el apa­ci­ble y tra­di­cio­nal ba­rrio de Bel­gra­no una re­si­den­cia fue cen­tro de reu­nión de los pre­cur­so­res del cul­to al fí­si­co y es­ce­na­rio de una pá­gi­na ini­gua­la­ble de nues­tra his­toria, só­lo que­dó en el re­cuer­do gra­cias al tí­tu­lo de un li­bro. M’ hi­jo el dotor Car­los Del­cas­se ha­bía na­ci­do en la ciu­dad fran­ce­sa de Bur­deos…

El Observador Porteño

Algunas fotos del barrio

Back To Top